Comparte

El Concejo Municipal de Chillan Viejo reafirma su compromiso por construir un Chillán Viejo libre de contaminación, que avance hacia un desarrollo sustentable como lo expresa su Política Ambiental aprobada por el Concejo Municipal con su acuerdo 158/18 del 25 de septiembre 2018 y decretada con el Nº 3558 del 6 de noviembre del 2018.  

En este contexto, rechazamos categóricamente la instalación de un nuevo relleno sanitario en el sector de Llollinco de nuestra comuna denominado “Centro de Manejo Ambiental Ñuble Sustentable” postulado por el Señor Giorgio Benucci Torrealba, en representación de Inversiones y Servicios INSER S.A.

Este rechazo se fundamenta en:

1. El emplazamiento del actual proyecto correspondería, en un alto porcentaje, al mismo terreno donde se ubicó el clausurado “Relleno Sanitario Quilmo” de ENASA.

Los daños ambientales que provocaron la revocación de los permisos ambientales expresados en la Resolución Exenta N° 193 del 12 de julio del año 2002 de la Comisión Regional de Medio Ambiente del Bio Bio, continúan sin un Plan de Remediación y Recuperación de Suelos.

Además, se mantienen pendientes la restitución del cauce natural del Estero Cauquenes, lo que causa año a año que las aguas queden aposadas durante el periodo de lluvia, aumentando los riesgos de contaminación y seguridad vial en el camino.

Al respecto, la Dirección Regional de la Dirección General de Aguas, mediante Resolución Nº 069 del 18 de marzo de 2002, ordenó su restitución. Conforme lo señalado por la Dirección General de Aguas, en julio de 2003, el proyecto de modificación habría sido presentado, pero, a la fecha, dicha restitución no ha sido llevada a cabo o no se ha informado nada al respecto.

2. Existen evidentes debilidades técnicas en el proyecto, como consta en el historial que mantiene el Servicio de Evaluación Ambiental. No ha logrado acreditar que las emisiones que generaría no alterarían la vida de la comunidad donde pretende instalarse.

En este marco, las emisiones del nuevo relleno sanitario producirían efectos sinérgicos negativos que complicarían aún más el débil equilibrio ambiental de la zona, generando una nueva fuente contaminante que solo contribuye a afectar la calidad de vida de la comunidad y contaminar el entorno.

3. El representante de este proyecto, el Señor Giorgio Benucci Torrealba, no se ha hecho cargo de los pasivos ambientales dejados en el sector por sus actuaciones anteriores, cuando representaba a la empresa ENASA e HINCER, ni restituido el daño ambiental provocado, tal como quedó de manifiesto en el fallo judicial del 1º Juzgado Civil Chillán en la causa rol C-35.072-2000 por daño ambiental.

Rechazamos la forma en que el Señor Giorgio Benucci ha enfrentado el proceso de evaluación ambiental, cambiando constantemente sus propuestas solo para eludir las numerosas observaciones y preguntas que la comunidad, esta municipalidad y los servicios públicos le han realizado.

Actualmente, la Adenda Complementaria ha vuelto a recibir numerosas observaciones demostrando una vez más las grandes debilidades técnicas.

4. Hacemos nuestra la opinión de la Seremi de Salud, que expresa que el proyecto en su Adenda ha realizado diversas modificaciones las cuales han determinado una evaluación distinta a la original, por lo cual, todos los impactos evaluados originalmente variaron, por lo que la correspondiente evaluación conlleva a nuevos análisis en aspectos técnicos y normativos, los cuales no se hacen cargo de los impactos en la salud de las personas.

Así también, respaldamos la opinión del Comité Ambiental de la comuna que ha expresado 25 reparos a las respuestas entregadas por la empresa en su Adenda Complementaria.

Finalmente, hacemos presente que esta municipalidad ha enviado 44 observaciones que esperamos sean consideradas en su integridad.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *